¿Qué es la musicoterapia?

DEFINICION DE MUSICOTERAPIA.

 

 

La musicoterapia es una disciplina terapéutica que parte de diferentes experiencias musicales haciendo uso de instrumentos musicales, el cuerpo y la voz para el desarrollo de objetivos terapéuticos con el fin de mantener, mejorar o recuperar las funciones del individuo.

 

Como proceso sistemático y disciplina terapéutica se encuentra orientada a unos objetivos, es organizada, basada en el conocimiento e investigación científica y está regulada. Sus componentes principales son la evaluación inicial, el tratamiento y la evaluación del tratamiento.

Uno de los puntos fuertes de esta terapia es que se considera como una terapia multimodal donde se integran distintas áreas de intervención:

  • Área psico-motriz (tono muscular, coordinación, motricidad gruesa y fina…).
  • Área cognitiva (atención, memoria, aprendizaje, coordinación e integración sensoriomotriz…).
  • Área socio-emocional (habilidades sociales como la empatía y escucha activa, inteligencia emocional como el manejo de emociones y el control de impulsos, expresión y equilibrio emocional, autoestima, autoconcepto…).
  • Área de comunicación y lenguaje (desarrollo del lenguaje, comunicación verbal y no verbal…).

Esto significa que la música como lenguaje dentro de la Musicoterapia puede actuar y actúa de manera integral sobre las personas. La necesidad que puede tener un niño o un adulto de expresarse, de jugar, de explorar, de moverse, de entender, de sentir, de cantar, bailar, tocar instrumentos…etc, se puede utilizar para establecer un canal de comunicación a través de la música con el que realizar el proceso terapéutico, dándose así un desarrollo en áreas como la psico-motriz, cognitiva, socio-emocional y la de comunicación y lenguaje. Dentro de la Musicoterapia es relevante ya no sólo la relación musical, sino también lo que está fuera de ella como los diálogos que puede tener el participante con el terapeuta en sesión.

El fin del Musicoterapeuta es desarrollar y potenciar diferentes objetivos terapéuticos, previamente evaluados, partiendo de la interacción musical, el juego, y la creatividad. Para ello será importante conocer sus necesidades, las formas expresivas del participante (sonidos, palabras, gestos típicos…), cómo responde ante la música, cómo juega (en el caso que sea necesario), partir de la espontaneidad del niño, su nivel de desarrollo, y conocer bien sus fortalezas y dificultades.

También es importante tener en cuenta el “Desarrollo Evolutivo Musical” de cada persona donde se integran capacidades cognitivas, emocionales, expresivas, motrices y sociales. Este desarrollo evolutivo sucede desde que nacemos hasta ser un adulto.

 

NO ES MUSICOTERAPIA…

 

  • La escucha de música sin más.
  • Un recetario musical.
  • Algo esotérico.
  • Animación musical.
  • Sólo música clásica.
  • Sólo para músicos o personas con conocimientos musicales.
  • Un coro.
  • Alguien que vaya a tocar (guitarra).
  • Bailes.
  • Hilo Musical.