Musicoterapia para ancianos

En este tipo de edades la Musicoterapia persigue conseguir el mantenimiento, recuperación o mejoría de algunas funciones con el fin de mejorar la calidad de vida así como su actividad y autonomía.

Los dos siguientes enfoques explican las diferentes aplicaciones que tiene la Musicoterapia en estas edades:

  1. Prevención: Se busca potenciar el llamado “envejecimiento activo”, es decir, ayudar a que las personas estén lo más activas posibles, mantener y fomentar la salud, minimizar los efectos de enfermedades, y  prevenir situaciones de discapacidad.
  2. Intervención terapéutica. La musicoterapia se entiende como un tratamiento donde desarrollar los objetivos previamente  evaluados de cara a la mejoría, mantenimiento, o recuperación de funciones físicas, socio-emocionales, cognitivas, conductuales (actividades de la vida diaria)

 

PERSONAS QUE SE BENEFICIARÍAN:

  • Personas mayores con afectaciones neurológicas o accidentes cerebro-vasculares (Demencias primarias-degenerativas o de tipo Alzheimer como la enfermedad de Parkinson o la misma enfermedad del Alzheimer, demencias secundarias, Ictus…).
  • Personas mayores con trastornos del estado anímico o depresión.
  • Personas mayores con dolor, insomnio y otros problemas de tipo médico.